Beneficios del Shadow Coaching

POR: Soraya Bayo 27 / 08 / 2012

El shadow coaching se está haciendo cada vez más popular, especialmente en el ámbito corporativo, ya que suele enfocarse en gran medida en las personas que lideran.

Sin duda, su popularidad se encuentra directamente relacionada con los beneficios que brinda, por lo que en este artículo nos enfocaremos en el reconocimiento de los principales beneficios que el shadow coaching puede ofrecer a quienes se decidan a tomarlo.

En primer lugar, debemos mencionar un aspecto clave: el tiempo. El shadow coaching ofrece evaluación, asesoría y soluciones sobre la marcha, en tiempo real, de modo que si lo que el cliente necesita es efectividad y rapidez, nada mejor que esta opción.

En segundo lugar, el shadow coaching cuenta con/ofrece el recurso invalorable de apreciar al cliente en plena acción, de modo que es posible elaborar un feedback a la medida de sus necesidades en tiempo récord.

Siguiendo esta línea, el shadow coaching permite identificar desde un principio las fortalezas y debilidades del cliente, así como también enfocarse casi inmediatamente en las áreas a potenciar y mejorar, de modo que el plan de acción/formación a seguir pueda implementarse de la manera más efectiva.

Por otro lado, brinda a los clientes el beneficio de contar con la presencia continua del entrenador en su propio ambiente de trabajo durante un período de tiempo razonable, pero lo más importante es que también les permite desarrollar poco a poco su propio rol como observadores de sí mismos, enseñándoles a convertirse en profesionales reflexivos.

En suma, si debemos puntualizar los beneficios del shadow coaching, diríamos que:
• Basándose en la observación de los hábitos de trabajo, permite identificar rápidamente los problemas que merman el desempeño del líder e impiden su eficacia.
• Se trabaja a un nivel de introspección mucho más profundo con los clientes.
• Se aportan planes de acción que pueden implementarse desde el momento en que se reciben.
• Permite apreciar las situaciones en su real dimensión.
• Genera un ambiente de aprendizaje en el que tanto el entrenador como el cliente aprenden juntos y se retroalimentan positivamente entre sí.
• Genera un tipo de liderazgo que impulsa el cambio organizacional.
• El entrenador se encuentra a disposición total e inmediata del cliente, ya sea presencialmente o a través de otro medio de comunicación convenido.
• Por último, muchos aseguran con conocimiento de causa que el soporte brindado en un proceso de shadow coaching ayuda a combatir el estrés y la responsabilidad solitaria que muchas veces implica el liderazgo.

En realidad, lo mencionado son solo algunos de los beneficios más resaltantes que el shadow coaching puede proporcionar. Si está interesado en acercarse a este tipo de procedimiento, anímese y seguramente podrá disfrutar de muchos más beneficios hechos a su medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *