Los 3 Directores

POR: Roberto James 21 / 05 / 2012
De la misma forma en que la vida de un producto o servicio tiene un ciclo de vida (entrada, crecimiento, saturación y madurez o abandono del mercado) dentro de una empresa, es posible establecer tres diferentes Directores de nuestra PyMe durante las diversas etapas sucesivas de la evolución de la compañía.
Para cada una de las etapas se requiere de un Director con diferentes habilidades, liderazgo y conocimiento de la empresa y su entorno. Por ejemplo, el primer Director tiene que formar de la nada el equipo que le ayudará a sacar adelante a la empresa, diseñar el producto o servicio que se ofrecerá en el futuro, marcar el rumbo del mercado y estar profundamente enamorado de su empresa para convencer a socios iniciales. También tendrá a su cargo reunir el dinero y conseguir a los clientes iniciales para echar a andar el negocio. Dar de alta el negocio pasando por las trabas burocráticas. Este primer Director necesita ser altamente ingenioso y tenaz.
El segundo Director, es el que deberá hacer crecer la compañía mediante la búsqueda del mercado y poniendo a prueba el negocio. Tiene que formar al equipo operativo de la empresa y estar muy atento a todos los resultados operativos para lograr el punto de equilibrio. Necesita tener un estricto sentido de la dirección y habilidades operativas y gerenciales.
Por último, el tercer Director será responsable de tirar de una compañía cada vez más pesada con muchas responsabilidades con clientes, proveedores, gobierno, etc. Necesita ser constante pare enfrentar los problemas diarios y continuar con el crecimiento de la empresa.

Ninguno de los tres directores es mejor que el otro, cualquiera de los tres tiene mucha importancia y solo difieren en las habilidades que son requeridas en cada una de las diferentes etapas de la empresa. Tampoco, es necesario que se contraten a tres diferentes directores durante estas etapas, es posible que el primer director o director fundador modifique, aprenda y adecue las habilidades requeridas durante cada una de las diversas etapas. Lo que considero importante son dos situaciones. Primero, es reconocer que las habilidades son diferentes y siempre existe la posibilidad de contratar o promover a un nuevo director dentro de la empresa para que nos apoye con las diferentes funciones requeridas en la nueva etapa de nuestra empresa. Y segundo, dentro del reconocer que las habilidades son diferentes, es importante realizar un pequeño y honesto examen de conciencia y saber si nosotros como primer director contamos con las habilidades y actitudes necesarias para sacar adelante nuestra compañía en una nueva etapa.

Un ejemplo, de los tres directores es lo que vive Microsoft, Bill Gates fue el primero y segundo director de su compañía. Hasta que hace aproximadamente dos años nombro a un nuevo director, el tercer director para hacer cargo de la pesada operación de Microsoft. El, es un intimo amigo de Bill Gates que se llama Steve Balmer, quien cuenta que al principio este cambio no fue fácil, ya que Gates quería seguir interviniendo en todo el proceso gerencial de Microsoft. Finalmente, el cambio se dio y Gates regresó a lo que más le gusta, a crear y diseñar el nuevo sistema operativo del futuro.
Como caso similar esta Yahoo donde Jerry Yang y David Filo han dejado en manos de otra persona las cuestiones administrativas de la compañía.

Es claro que estos ejemplos son mayúsculos, pero alguna vez tanto Microsoft como Yahoo fueron PyMes y debido a una buena y diversa administración han llegado a ser compañías exitosas.

El autor es entre cosas ingeniero, administrador y estudioso de la relaciones socio-tecnológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *