El paradigma de los procesos

POR: Blanca Alicia Carrizales Peña 21 / 05 / 2012
Debido a la revolución digital y al surgimiento de la sociedad de la
información, escuchamos hablar en repetidas ocasiones de “Paradigma”
y “Procesos”, están de moda; sin embargo es preferible reflexionar
antes de decir que ésta moda no le acomoda, vamos a darle el privilegio
de la duda revisando de primera mano el significado según el
diccionario:

Paradigma: ejemplo que sirve de norma.
Proceso: conjunto de fases sucesivas de un fenómeno o de una serie de
fenómenos.

Conjuntando estas dos definiciones, el título de éste artículo me dice
que tengo una idea ya definida en mi mente de una serie de fases
sucesivas de un fenómeno y aterrizándolo a mi empresa, entonces tengo
una idea fija de las actividades que existen en mi organización.
Cuando alguien dice que hay que cambiar éste paradigma significa que
mis actividades ya no son válidas o significativas para mi negocio o
más bien no es conveniente seguir aplicándolo si quiero considerar a mi
empresa dentro de los que están a la vanguardia y más aún dentro de la
competencia.

¿Qué si no quiero cambiar de paradigma?

Tengo en mi mente miles de paradigmas, me es muy difícil entender y
utilizar éstas palabras y por último mis ideas y estrategias siempre me
han funcionado.

¿Alguien en contra?

No pasa nada, solamente que los que se decidan a investigar que son
éstos paradigmas los que están deteniendo el crecimiento personal, del
negocio y todo lo que conlleva a lograr una meta, son los que van a
disfrutar de ésta “moda”.

¿Alguien a favor?

La organización en general se lo agradecerá, no lo localizarán por una
semana mientras usted se encuentre en la universidad que hace ya tiempo
no visita, ahí obtendrá la información que requiere y después de cinco
días, usted regresará a su empresa y aunque al principio se desanime
por todas las actividades repetidas que se realizan, por todas las
áreas de oportunidad que tiene, también se sentirá motivado por haber
despertado para incorporarse a la sociedad de la información.

¿Es complicado?

Nada del otro mundo, tiene que tomar un curso básico de computación, si
ya lo tiene mejor, ahora lo que le compete es definir su metodología de
diseño o rediseño de procesos partiendo de establecer procesos simples
que permitan su administración y sobre todo que den valor agregado al
cliente y por consecuencia a la empresa.

¿En cuánto tiempo obtendré resultados?

Esto dependerá del tiempo que su personal le dedique a la parte del
proyecto que les compete por lo que se sugiere que forme un equipo con
integrantes de cada área para que lleven a cabo el proyecto y una vez
que lo terminen regresen a su área con la experiencia y sobre todo la
información para apoyar al resto de los integrantes de la misma. Como
gerente o dueño del negocio es requerido que participe activamente en
éste proyecto al 100% sin embargo, si esto no pudiera ser es
recomendable que los líderes del mismo cuenten con el 100% de su
respaldo.

No es complicado, si es complejo por lo que se sugiere que si no cuenta
con la experiencia o quisiera que el proyecto se desarrollara de forma
más expedita, puede recurrir a un consultor en reingeniería de
negocios. No se preocupe, no nos estamos confundiendo, la reingeniería
es otra palabra que tal vez también ha escuchado en otras muchas
ocasiones, ésta es un tanto equiparable a la palabra rediseño.

Pues no me resta mas que invitarlo a disfrutar de la moda, a
incursionar en el excitante y revolucionario mundo digital y sobre todo
a revitalizar su negocio para motivar la lealtad de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *