Las PYMEs requieren una nueva gerencia

POR: Carlos Mora Vanegas  31 / 08 / 2012
RESUMEN

La dinámica competitiva de los actuales escenarios, presentan características sumamente relevantes, en donde se destaca la importancia de contar con un nuevo estilo gerencial, capaz de interpretarlos y tomar las acciones con estrategias que contrarresten sus efectos, se sepan aprovechar las oportunidades y se conquisten nuevos mercados.

Es válida la afirmación de la Profesora Moreno, cuando señala, que para el caso que nos concierne Venezuela, su desarrollo económico a mediano y largo plazo, debe estar enmarcado en una política industrial, que tenga como principio fundamental el desarrollo de las PYME, convirtiéndolas en un eslabón central dinamizador del sector industrial y de la actividad económica en general.

En este escrito nos adentramos en la necesidad que de una vez por todas las Pymes cambien su estilo gerencial, contando para ello con un Administrador, profesional capaz de interpretar los requerimientos de los actuales escenarios y cómo las Pymes deben actuar en ellos.

PALABRAS CLAVES

Liderazgo, tópicos gerenciales, escenarios, economía, producción, calidad, resultados.

CONSIDERACIONES, ALCANCE

Venezuela presenta un escenario que sabemos esta siempre amenazado por las variables circundantes que inciden en el sector empresarial, especialmente por la participación del Estado que a través de sus normativas legales, específicamente las tributarias, ha incidido en el comportamiento organizacional de muchas pymes, a ello se agrega la inestabilidad política que ha repercutido en su economía, en la paz laboral, en la pobreza, inversiones, incrementándose el riesgo, la incertidumbre.

Desde luego, hay otras variables que también repercuten en el comportamiento de las empresas, como la tecnología, la competitividad, las nuevas aperturas de Comercio exterior, los recursos financieros, los humanos, necesitándose de una gerencia proactiva, visionaria, con conocimientos administrativos modernos, capaz de enfrentarla y de planificar las acciones estratégicas correspondientes para manejarlas adecuadamente y evitar ser amenazados por ellas, todo lo contrario saber aprovechar las oportunidades que se den y transformar las debilidades en fortalezas.

Al respecto de esta realidad, nos recuerda Zahira Moreno de la UCLA, que la comprensión de las tendencias de mercado en el desarrollo del sistema económico mundial en su conjunto y el efecto que sobre Venezuela tienen, exige analizar la realidad del sector productivo y en especial el de las pequeñas y medianas empresas (PYME) ya que es evidente que estas tendencias en los últimos años, han agotado el patrón de desarrollo industrial basado en el cierre y protección de mercados locales para dar paso a respuestas de apertura de mercados, caracterizados por una abierta competencia externa e interna.

Se nos insiste en señalarnos, que definitivamente las Pymes deben saber enfrentar sus problemas de sostenibilidad, exigencias gerenciales, relación con el entorno, estrategias y acciones que impone su realidad, para ello es básico de una vez por todas cambiar el estilo gerencial tradicional que se ha tenido y obligar a que su gerencia se identifique más con los nuevos tópicos gerenciales que presentan las empresas competitivas que han abierto nuevos mercados gracias a saber usar adecuadamente sus ventajas competitivas.

La nueva gerencia, tendrá que enfrentar situaciones que demandan de respuestas, acciones, soluciones que ayuden a corregir problemas como algunas que nos cita Moreno y otros que agregamos, entre ellas:

• Poseen una estructura informal, por lo tanto carecen de organigramas y manuales
• Limitación de conocimientos técnicos
• Falta de entrenamiento al personal técnico y obrero
• Las prácticas de mantenimiento se enfocan hacia la reparación y no hacia la prevención
• No poseen capacidad innovativa para experimentar nuevas formas de trabajar, desarrollando nuevos productos o mejorando los ya existentes
• El control de calidad se realiza principalmente al producto terminado y no en cada una de las etapas de elaboración del mismo.
• Existe deficiente formación gerencial de los propietarios.
• Se percibe resistencia para delegar a otras algunas áreas de la empresa. El desempeño de la empresa depende fundamentalmente, de las relaciones personales de tipo informal y de la comunicación verbal.
• Tendencia a permanecer independientes y aislados, desconocimiento de los programas de apoyo a la PYME
• Las prácticas de supervisión son deficientes.
• Ausencia de una cultura organizacional bien definida.
• Poco interés en la capacitación y desarrollo del personal.
• Utilización inadecuada del potencial del capital humano que se tiene.
• Deficiencia interrelaciones motivacionales para con el personal.
• Ausencia de índices de gestión para el logro de una buena productividad
• Ausencia de planificación estratégica.
• Ausencia de una buena gerencia de mercadotecnia.
• Gestión tecnológica inadecuada.
• Poca garantía de competitividad.
• Poca participación del personal en la toma de decisiones.
• Manejo inadecuado de los recursos que se tienen.
• Ausencia de visión y formación gerencial moderna.
• Ineficiencia en la integración y manejo de grupos.
• Deficiente adaptación a los cambios, excesiva resistencia al cambio.
Definitivamente, las Pymes para enfrentar la realidad actual, deben solucionar estos problemas, cambiar de una vez por todas su estilo gerencial, contar con profesionales académicos, con una gerencia que presente nuevas estrategias, con la visión de buscar aplanamiento de las estructuras organizacionales, y lograr una disminución de los niveles verticales y de supervisión gerencial, obteniendo así una mejor comunicación y mayor flexibilidad.

A todo ello se le debe agregar:

• Identificarse con la eficacia, efectividad, fundamentados en una filosofía asertiva de cambio, a fin de darle paso a nuevos paradigmas al desarrollo del personal.
• Inculcar responsabilidad, compromiso en el personal, desarrollar una identificación con los propósitos estratégicos de la organización.
• Crear programas de refuerzos de valores, ética.
• Alentar a los miembros de la organización a desarrollar y compartir sus propias visiones personales.
• Desarrollar capacidades de aprendizaje que les permitan capitalizar el conocimiento.
• Fomentar programas de sensibilización al colectivo organizacional, con la finalidad de educar a la gente para internalizar la cultura organizacional como ventaja competitiva en la gestión empresarial

Consideramos que las Pymes pueden contar con una buena gerencia acercándose más a las Escuelas de Administración en busca de nuevos conocimientos, capacitación, asesoramiento que les permita enfrentar con éxito lo que actualmente se demanda de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *