10 Principios de buenas comunicaciones corporativas internas

POR: Juan Carlos Jiménez  29 / 08 / 2012
Estos principios tienen como punto de partida que los líderes de la empresa están convencidos de que los clientes internos (empleados y proveedores) merecen la misma calidad de atención que se les pide dar a los clientes externos.

El fruto de la consistencia en esta convicción es que se fortalece el liderazgo y su legitimidad, porque se fortalece su “autoridad moral” para exigir lo que da. En la práctica esto se traduce en un liderazgo con mucha más capacidad de influir positivamente en su gente.

Así pues, con este punto de partida, las comunicaciones corporativas tienen un marco coherente de funcionamiento, el cual puede ser muy eficaz cuando se toman en cuenta los siguientes principios:

1. Los principales responsables de la calidad de la atención de los clientes internos son los líderes, a través de todas sus acciones de comunicación cotidiana, explícitas e implícitas.

2. Los empleados no llegan a la empresa con un claro sentido de pertenencia y compromiso con la misma. Estas actitudes se cultivan con un liderazgo servidor que modela los valores de la organización.

3. La comunicación interna juega un rol esencial para consolidar, transmitir y compartir los valores corporativos, cumplir la misión y alcanzar la visión planteada hacia el futuro.

4. La perspectiva más eficaz de las comunicaciones internas es la del mercadeo de ideas y valores, y no la de simple transmisión de información o instrucciones. Cada gesto corporativo significa más cuando es mercadeado con táctica.

5. Para influir mejor en los empleados, hay que conocerlos como personas y segmentar las comunicaciones según sus posiciones, funciones, necesidades, intereses y expectativas.

6. Hay que conocer y valorar la percepción del cliente interno sobre lo que hace la empresa y lo que de ella recibe. No sólo sobre la compensación salarial, sino también emocional.

7. Se debe enfatizar la información relacionada con: el reconocimiento al valor económico del trabajo cotidiano de la gente, sus relaciones laborales, sus posibilidades de desarrollo y la visión de su trabajo como proyecto de vida.

8. La comunicación interna espasmódica y reactiva, o concebida como “campaña” es percibida como oportunista y no motiva a los clientes internos. El camino que produce más identidad y compromiso es el del diálogo continuo.

9. El canal más poderoso de comunicación interna es el contacto personal o cara a cara, especialmente entre supervisores y supervisados. Si otros medios apoyan este, se logra mucho más con menos esfuerzo.

10. El manejo asertivo de las crisis o contingencias depende de: 1) que el liderazgo haya cultivado previamente suficiente legitimidad con sus clientes internos; 2) tener un plan para estos casos; y 3) que el plan haya sido mercadeado debidamente.

¿Qué otros principios de comunicación corporativa interna agregarías a esta lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *