Emprender, una opción de vida

POR: Ricardo Bolaños 04 / 10 / 2012

México es uno de los países más emprendedores del mundo junto con Perú, Brasil, Bangladesh y La India. Lo que estos países tienen en común es que son emprendedores por necesidad y sólo para cubrir el mismo estilo de vida que se tiene siendo empleado.

Así que si usted desea comenzar su propio negocio debe preguntarse si será por necesidad o porque realmente está interesado en desarrollar una empresa de alto potencial, aunque el pasar de un negocio para satisfacer su estilo de vida a una empresa de alto desempeño es un proceso largo que puede llevar hasta cuatro años.

Durante el Primer Encuentro de Negocios organizado por EL UNIVERSAL, Ricardo Bolaños, director de la incubadora de empresas de GEA, dio algunos pasos básicos para iniciar una empresa.

El especialista mencionó que lo que se requiere para comenzar a emprender es tener ambición; preferencia y facilidad para ser independiente; aprender a tomar decisiones; cierta incertidumbre y ambigüedad; praactividad, es decir querer hacer las cosas antes que nadie; y autoeficacia. Aunque a decir de Bolaños, si no se tienen estas características, se pueden desarrollar.

Los punto importantes para arrancar radican en ubicar una oportunidad de negocio, sabiendo el tamaño del mercado, el crecimiento del mismo, márgenes de utilidad (lo ideal es que sea del 40%), entre otras. Además se deben contar con los recursos suficientes tanto financieros como creativos y hacerse de un equipo de trabajo sólido.

Entre las ventajas de tener una empresa están la independencia, la realización, el desarrollo personal y profesional. Pero no todo es miel sobre hojuelas, pues además se tienen la incertidumbre y el riesgo que no se corren cuando se es empleado. Asimismo hay que saber administrar adecuadamente el tiempo y enfrentarse a situaciones como soledad en la toma de decisiones, el reto de solucionar problemas y hasta envidias.

Pero cómo iniciar la empresa

Bolaños señaló que lo primero es hacer un plan de negocios, contemplando mercado y clientes; ventas; operaciones; personal y el manejo de las finanzas: “No necesariamente tiene que ser un documento enorme, basta con algunas líneas, una lista. Es necesario ubicar el mercado, cómo se van a hacer las ventas, cómo van a ser nuestros empleados y qué es lo que van a hacer.”

Una vez hecho el plan de negocios , se debe pasar al plan de trabajo, en el cual se especifiquen los objetivos para cada función; acciones a desarrollar con tiempos y responsables, así como la forma en que se medirá si se cumple o no con los objetivos.

Durante su ponencia “Emprender un negocio como opción de vida”, el directivo también habló del panorama del financiamiento de empresas en nuestro país. Mencionó como opciones a los bancos, los cuales solicitan tener al menos un año de operación; las microfinancieras privadas, las cuales dan financiamiento fácilmente pero que a la larga resulta caro; opciones municipales, los cuales operan de forma similar a las micofinancieras pero con intereses más bajos; el Fondo Pyme de capital semilla, el cual es desarrollado por la Secretaría de Economía y que resulta la opción más atractiva para empresa que inician y que tienen menos de un año de operación; los clubes de inversionistas, de reciente uso en México; y por último, y más usado, dinero de amigos y familiares:

“El financiamiento es la demanda número uno en nuestro país tanto de emprendedores como de empresas consolidadas, pero en realidad esa no es la solución a sus problemas, pues la raíz de éstos está en otro lado.”

Para finalizar hizo una proyección en esa área y señaló que lo que viene son mayores opciones de financiamiento privado, bancos financiando el arranque de empresas y gobiernos más activos en financiamiento: “Lo que se requiere son mejores empresarios que busquen hacer del país un mejor lugar para vivir”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *